La técnica

¿QUÉ ES Y EN QUE CONSISTE LA TÉCNICA TOMATIS?

1- INTRODUCCIÓN AL MÉTODO ESTIMULACIÓN DE LA ESCUCHA:

Alfred A.Tomatis (1920-2001), fue un otorrinolaringólogo francés, especialista en trastornos de la audición y lenguaje, y creador de una nueva disciplina la audio-psico-fonología. En los últimos 50 años hizo una serie de descubrimientos, que llevaron al desarrollo del método llamado “estimulación auditiva” o “terapia de la escucha” que es aplicado con éxito por especialistas de las áreas de psicología, medicina, educación, educación especial, terapia del lenguaje, terapia ocupacional y música a lo largo de todo el mundo.

La estimulación auditiva ha ayudado a miles de niños y adultos con problemas de desarrollo psicomotriz, de adaptación al entorno, comprensión del lenguaje, dislexia, dificultades de aprendizaje, déficit de atención e integración sensorial. Ayudando a adultos a superar procesos depresivos, aprender idiomas con mayor facilidad, desarrollar mejores habilidades de comunicación, mejorar el proceso creativo en el desempeño del área laboral.

En general las personas obtienen mejoras en la autoestima, mayor nivel de energía y motivación, mayor equilibrio intelectual y emocional.

2- CONCEPTOS TEÓRICOS:

En los últimos años ha aumentado el interés por el papel que desempeña el proceso auditivo en el desarrollo del lenguaje. El Dr. Alfred Tomatis, descubrió la profunda relación que tienen los aspectos psicológicos con la función de escucha y dedicó su vida a la investigación de los mecanismos que relacionan el oído y la voz, desarrollando un método que utiliza un aparato llamado Oído Electrónico.

Este método permite tratar una amplia gama de problemas que influyen en una mala capacidad de “escucha.

Alfred Tomatis ha sido pionero en este campo y se puede afirmar que su trabajo está proyectado esencialmente para mejorar las posibilidades de escucha y de comunicación.

A partir de sus observaciones clínicas sobre los efectos de la estimulación auditiva desarrolló su trabajo siguiendo unas líneas maestras que orientan su acción investigadora:

  • El efecto energético de los sonidos ricos en altas frecuencias.
  • El efecto benéfico de la estimulación sonora en la adquisición de la lateralidad, funciones motoras, equilibrio, coordinación y la imagen corporal
  • Interrelación entre sistema vestibular del oído interno, el sistema nervioso y diversas funciones corporales.

3- LA IMPORTANCIA DEL SISTEMA AUDITIVO:

La importancia del oído y el proceso auditivo en el desarrollo del lenguaje constituye el planteamiento fundamental del método. Es el órgano esencial de la comunicación. El oído funciona como el organizador del conjunto de sensaciones acústicas El niño oye y comprende los sonidos del lenguaje años antes de que aprenda a leer y a escribir.

Desarrolla el lenguaje hablado a través de la escucha de los sonidos del lenguaje.

FUNCIONES DEL OÍDO:

  • Función de carga: aporta la energía cortical necesaria para que el cerebro marche bien. Es como una dínamo de carga para la corteza cerebral. Si el cerebro está más cargado, tendremos más energía para todas nuestras actividades, nos darán más ganas de hablar y tendremos una mayor capacidad de formular pensamientos.
    Así el circuito de retroalimentación entre la voz y el oído queda cerrado, nos sentimos mejor y aumenta nuestro estado de conciencia.
  • Función de equilibrio: es la que hace posible la movilización del cuerpo, su desplazamiento y localización en el espacio . Todas las raíces anteriores de la médula están bajo la dependencia del nervio vestibular y no existe ni un solo músculo del cuerpo que escape a su control.
    El oído, a través del vestíbulo, controla el equilibrio y el tono muscular, controla los gestos. Es el laberinto vestibular del oído quién mantiene el equilibrio de nuestros músculos y articulaciones para mantener la postura erecta contra la gravedad.
  • Función de la escucha: la más importante dentro del plano de la comunicación humana. Permite enfocar e integrar los sonidos y en especial aquellos del lenguaje.
    Si la habilidad de escuchar no se establece adecuadamente, las funciones motoras, las del lenguaje y el deseo de crecer y comunicarse tampoco se establecerán adecuadamente.
    Muchas cosas se desarrollan gracias a una buena capacidad de escucha. Es el lenguaje el que nos introduce en una realidad social. Escuchar también es esencial en el diálogo verdadero. En la ausencia de diálogo se producen monólogos entre dos personas.

4- ESCUCHAR Y OÍR NO ES LO MISMO:

Hay que distinguir entre escuchar y oír. Los dos están relacionados entre sí, pero son procesos distintos. Por oír entendemos el proceso pasivo en que simplemente se percibe el sonido. Escuchar se define como un proceso activo de la voluntad de entender que permite el análisis de los sonidos que se oyen.

Este enfoque se realiza en el oído medio gracias a dos pequeños músculos (martillo y estribo) que regulan la tensión del tímpano y la presión del estribo en la ventana oval del oído interno.

Escuchar bien implica que la persona es capaz y está motivada para controlar su audición.

El deseo de escuchar nace en el útero materno. Tomatis descubrió que el feto escucha a partir del cuarto mes y medio de gestación y escucha principalmente la voz de su madre. A partir de allí , comienza a entablar el vínculo de comunicación con ella y a estructurar el deseo de escuchar. El feto escucha la voz de la madre filtrada, con gran predominio de las frecuencias agudas.

Su vibración baja por la columna vertebral y hace resonar los huesos de la cadera, como la caja de un violonchelo. El feto que tiene su oído inmerso en el liquido amniótico, recibe la vibración directamente en su oído interno. A medida que el feto va creciendo y desea escuchar mejor la voz de su madre , va a buscar un mejor contacto de la cabeza con los huesos de la pelvis. De esta manera, dice Tomatis, el feto orienta su encaje hacia la posición cefálica de salida.