Tomatis y las mujeres embarazadas

Es gracias a la voz de la madre, percibida a través de un oído precozmente concebido y operacional desde las primeras semanas de vida prenatal, cuando se esboza el Deseo de Comunicar”. Alfred A. Tomatis.

¿En qué es interesante la preparación al parto con la Técnica Tomatis?:

Las investigaciones efectuadas en los últimos años sobre la vida fetal, permiten reforzar las teorías que ponen de relieve la presencia en el feto de una vida psíquica y sensorial muy intensa. Esta teoría, hoy corrientemente aceptada, fue enunciada por primera vez por el Dr. A. A. Tomatis.

Es igualmente admitido que el feto oye desde los primeros meses y que acumula así numerosos recuerdos que le proporcionan sus primeras experiencias sensoriales.

La absorción de la voz de la madre es el fenómeno más importante de toda la organización afectiva y emocional”. Si recibe una voz cálida, llena de amor y aceptación, dará el primer paso hacia lo que será, a lo largo del tiempo, su comunicación y su deseo de vivir.

El oído comienza a estructurarse desde los primeros días de la vida del embrión. Desde la 3ª semana es ya una vesícula que será el oído interno terminado al 4º mes y medio de vida intrauterina. Pero este oído no percibe todo. El oído funciona como un filtro: capta los sonidos a partir de 2000Hz.-4.000Hz hasta 8.000Hz-12.000Hz. Si tomamos por ejemplo la voz de la madre y escogemos solo las frecuencias graves, el niño se duerme enseguida porque le falta estímulo. Si le queremos ver dinámico, con deseo de vivir, con deseo de enderezarse, con deseo de comunicarse, de verticalizarse, es necesario transmitirle la voz de su madre filtrada, dándole las frecuencias agudas.

Es necesario asegurarnos que el mensaje pase bien: por eso, se debe recurrir a las básculas electrónicas que abran “el párpado auditivo” y permitan a la voz materna pasar. A partir de ese momento hay una transformación de la relación madre-hijo y aparece el Deseo de vivir, el Deseo de Escuchar.

PREPARACIÓN PARA EL PARTO

Preparar el parto a través del Estímulo sonoro con el Oído Electrónico, dinamiza, relaja y ayuda a quitar sus angustias a las futuras mamas, aportándoles:

  • Un aumento de energía y aumenta su conciencia.
  • Un mejor sueño.
  • Los miedos se relativizan así como el cansancio o los cambios de humor.
  • Un acceso más sereno al parto y partos más cortos.
  • Una modificación de la postura fisiológica.
  • Una disminución de la ansiedad durante el embarazo.
  • Una vuelta a casa sin aprensiones, ni temores.
  • Recuperan inmediatamente la energía perdida y buscan rápidamente reestablecer el vínculo con el hijo recién nacido, estableciendo una relación más personal con su hijo.

El Dr. Tomatis dice en su libro “9 meses en el Paraíso” que “La madre sintonizada en el mismo universo acústico que su hijo, descubre en toda su dimensión el sentido de dar la Vida”.

LOS BEBÉS

Los bebés nacen más fácilmente, lloran menos, comen bien, duerme bien. Son más alegres, más tranquilos, más vivos, despiertos, activos, con muchas ganas de vivir. Perciben todo lo que pasa a su alrededor y ¡sonríen cuando escuchan a Mozart!. Más adelante, las madres se sorprenden de la precocidad y madurez de sus hijos: mejor tono muscular, desarrollo acelerado del esquema corporal, adquisición más rápida del lenguaje,…

Cuando los padres participan en esta preparación se fortalece el diálogo con la pareja madre-hijo.

Así para ayudar a las mujeres embarazadas a vivir mejor su embarazo, nada mejor que el placer de poner a la madre y al niño en la misma longitud de onda. Las sesiones con el Oído Electrónico (Técnica Tomatis) ofrecerán la posibilidad de vivir la maternidad con una actitud más positiva, generosa y valiente, en armonía consigo misma, con su entorno y con el hijo que está en su vientre.

Deja un comentario